Hoy es el cumpleaños de: Guillermo Garcí­a




Deprecated: Function split() is deprecated in /home/somosvoley/public_html/noticias/clase_notas.php on line 5
05-09-2007

Mauricio Viller, la nueva cara de Bolívar

Mauricio, figura de la Selección Juvenil

Una historia real, construida a puro talento. Otro de los “enanos” que se está haciendo un lugar en el cielo del voleibol. Mauricio Viller, “el pibe de la juvenil” hasta estos días , ya comenzó a tallar su apellido bien claro en la camiseta de Bolívar, el equipo que lo contrató en pleno Campeonato Mundial Juvenil, cautivado por su talento y explosividad a pesar del “envase chico”.

Nacido el 24 de diciembre de 1987 en Córdoba Capital , el chico del Club Social y Deportivo La Calera, una entidad tan asociada a la vida voleibolera, ya jugó su primer torneo con “Las Águilas”, y fue campeón. Pero además, en el duelo final frente a Boca, entró y resolvió a pedido de su exigente cuerpo técnico, liderado por Javier Weber.

Mauricio es uno de esos chicos a los que la Selección impulsó de manera notable. Un chico que tuvo su oportunidad, y la aprovechó con desparpajo. Durante el 2004, cuando los equipos nacionales volvieron al ruedo internacional luego de la suspensión, el hijo de Sergio y Mónica (sus dos hermanas son Romina y Nadia) jugaba en la A2 con San Martín de Monte Buey. Ese año se disputaría el Sudamericano de Menores. Su técnico le comentó que debía ir al CeNARD a concentrar con la Pre-Selección… y hacia allá fue, en colectivo con su ilusión, rumbo a Buenos Aires. “Llegué al CeNARD y no conocía a nadie... encima eran todos gigantes, me sentía un enano terrible y me preguntaba ¿quién me mandó? 'Acá me echan enseguida'. Y bueno, la concentración duró tres días y éramos casi 30 chicos, de los cuales quedaban once que después se iban a juntar con otros jugadores que ya eran conocidos y habían entrenado con la Selección, como Rodrigo Quiroga, Federico Pereyra y Franco Giachetta, entre otros. Tuve la suerte de pasar esa concentración y así fui quedando, concentración tras concentración, hasta llegar a estar entre los 12 y poder participar del Sudamericano.” Y allí comenzó su otra historia.

En bloqueo, junto a Alejandro Spajic

-¿Cómo fueron estos primeros pasos en Bolívar?

-Estoy muy contento. Es un grupo fantástico que nos recibió como si estuviéramos hace años en el club, y eso facilitó mucho las cosas. Llegué a Bolívar con un poco de dolor en el hombro y con miedo a seguir así, como todo el año pasado, pero el cuerpo médico y el kinesiólogo de una semana a la otra hicieron desaparecer casi por completo los dolores, así que estoy muy tranquilo con ese tema y solo pensando en entrenar a full, cosa que no podía hacer desde hace mucho tiempo.

-¿Qué impacta de una estructura como la de Bolívar?

-Es algo fuera de lo común.... pasar de Misiones a Bolívar fue un cambio grande. El año pasado pasamos por muchas cosas malas, debimos pelearla mucho, el equipo y el cuerpo técnico, para salir adelante, y eso te llevaba un poco a tener la cabeza en muchos temas y no pensar solo en jugar al vóley. En Bolívar es diferente. Tenemos todo al alcance de la mano, no tenemos excusa para no pensar 100% en el entrenamiento. Es algo muy profesional. Por eso uno quizás piensa que la relación con los compañeros va a ser más profesional, laboral, distinta. Pero la verdad que no… es como un gran grupo de amigos que sabe cuándo y cómo exigirte y eso me sorprendió mucho.

-¿Qué te pidió el cuerpo técnico con tu llegada?

-Tanto a mi como a Maxi (Cavanna) y a Gastón (Tissera) nos dijeron que estemos tranquilos, que ellos ya sabían qué podíamos dar cada uno y cuáles eran nuestros puntos flojos. Así que entrenemos como en nuestro club y que al final de la Liga ellos quieren que nuestros puntos flojos sean un fuerte y que podamos decir que progresamos.

-¿Qué significa para vos jugar junto a Maxi y Gastón en el equipo?

-Mucho. A Gastón lo conozco desde mi primer año en Selección. Estuvimos juntos desde entonces y siempre nos llevamos bien. Además vivo con él así que me tengo que llevar bien si o sí. Con Maxi nos conocimos un año después, también en la Selección y es un armador con el cual me entiendo muy bien, siempre nos tocó entrenar juntos y venir acá con un armador que ya sabe como me gusta jugar ayuda mucho, así que estoy muy feliz de estar con ellos dos. Se que son excelentes jugadores y tambien excelentes personas.

En el saque, durante la final del 75º Aniversario FMV

-¿Qué me podés decir de tus compañeros?

-Que estoy sorprendido porque no me esperaba un grupo tan unido que nos recibiera como lo hizo. Son todas excelentes personas que están buscando el bien del equipo constantemente y saben que si uno está mejor, eso ayuda al objetivo común, así que están arriba nuestro constantemente preguntándonos, aconsejándonos y apoyándonos. Así que no puedo decir más: Son excelentes compañeros.

-¿Cómo definirías desde el discurso del cuerpo técnico a qué juega Bolívar?

-Nuestro equipo juega a sacar, atacar y defender... tiene grandes sacadores que pueden comprometer a la recepción rival y eso hace que no les sea tan fácil atacar. Es donde nosotros tenemos que aprovechar las pelotas altas para defender y poder atacar con pelotas rápidas a todos lados y desde donde sea. Esa es la intención de este año.

-¿Qué pensás aportar y qué debes mejorar para ser un jugador fuerte en la estructura?

-Creo que lo bueno que tengo es el volumen de juego. Después tengo que consolidarme bien en la recepción, donde tengo muchos altibajos y eso no sirve. En el ataque tengo que mejorar muchas cosas: el ataque diagonal, principalmente y la aproximación a la pelota, así que tengo un arduo trabajo a lo largo de la Liga.

-¿Cuales son tus ambiciones con el equipo?

-Por ahora ayudar en los entrenamientos al equipo titular desde el otro lado y después aprovechar los minutos que me toque estar dentro de la cancha para progresar. Tengo conciencia que soy muy joven y no pretendo salir de titular, que todavía para eso me faltan aprender muchas cosas de los compañeros que tengo por delante.

¿Imaginabas en esta experiencia de viajar a Europa con el equipo?

-La verdad no me lo esperaba. Allá nos vamos a cruzar con los mejores equipos del mundo. Y vamos a saber a cuánto está un equipo argentino de las grandes potencias. Así que tenemos que ser conciente de que no va a ser una gira fácil y enfrentarla como tal, pero estamos preparados y sobre todo tenemos muchas ganas.

-¿Que recuerdos te quedan del proceso de Selección, de haber terminado la etapa de juveniles y del gran desafío de mayores?

-Fueron años inolvidables que me enseñaron muchas cosas, me hicieron crecer mucho como jugador y también como persona. Se formó un grupo de amigos que tenía en claro los objetivos y que nunca se conformó y creo que hicimos un gran sacrificio, por eso es que obtuvimos grandes resultados. Creo que es gracias a eso que hoy puedo estar en este equipo. Y a la Selección mayor la veo demasiado lejos, es un sueño que me va a costar mucho y quizás nunca lo consiga, pero cada día que pasa y en cada entrenamiento que hago siempre está esa ilusión de poder defender la celeste y blanca en una Selección mayor.

FICHA PERSONAL

Fecha de nacimiento: 24 de diciembre de 1987
Lugar de nacimiento: Córdoba Capital
Inferiores: Club social y Deportivo La Calera
Debut en primera año y club: 2003 La calera en Liga A2; 2003 en San Martín de Monte Buey
Clubes: La Calera, San Martín de Monte Buey (2003-2004) Misiones Vóley (2005/2006), Bolívar (2007-2008)
Torneos jugados con las Selecciones Menores y Juveniles: Sudamericano Menor (Colombia, subcampeón), Mundial Menor (Argelia 2005, 4º), Sudamericano Juvenil (Brasil, 2º) y Mundial Juvenil (Marruecos, 5º puesto)

Martín De Rose
[email protected]

Recibí en tu mail las noticias actualizadas de Somos Vóley con nuestro nuevo servicio "NEWSLETTER SV", te informamos y entretenemos.
Suscribite aquí

Relacionadas

:: El momento histórico del vóley chileno, por Jorge Pino Madrid
:: Gallay-Klug, después de la clasificación a Río: ''Vamos a jugarle de igual a igual a todos''
:: Javier Weber: ''Vamos en busca de armar un gran equipo''
:: Martín Portillo: ‘Vamos por buen camino. No son casualidad las tres finales al hilo'
:: Agustín Rodríguez: ''Cuando entré a la cancha, sentí que nunca había dejado de jugar''
:: El día después de la A2 de Estudiantes: 'Tenemos un presente bueno y de a poco se ven los frutos'
:: Antonela Curatola: ''Con Vélez siempre quiero todo''
:: Orduna: “En Río queremos que los demás equipos se preocupen por nosotros”
:: William Arjona: ''Si algún día vuelvo a Bolívar, lo haré muy feliz''
:: Sabrina Seguí, en San Lorenzo: ''Estoy ilusionada con lo que viene''

:: Ver todas ::





HACK
HACK