Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/noticias/Connections/cnx_vac.php on line 9

Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/Connections/cnx1.php on line 9

Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/Connections/cnx_vac.php on line 15
SomosVóley - El retiro de Maia Constant
Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/liga0708/Connections/cnx1.php on line 15
Hoy es el cumpleaños de: Martí­n Bielski




Deprecated: Function split() is deprecated in /home/somosvoley/public_html/noticias/clase_notas.php on line 5
01-12-2010

El retiro de Maia Constant

Maia y una imagen repetida, con la Copa y en Las Lobas

Es cuestión de las nuevas tecnologías. Porque desde este lado, de la prensa, nos enteramos vía Facebook del retiro de Maia Constant, tradicional jugadora de Gimnasia y Esgrima de La Plata con la mochila de “Loba” bien ganada, casi en el cierre de una generación brillante del equipo platense conducido por la gran Alicia Casamiquela. Sin embargo, los avances tecnológicos no podrán con la emoción, con los recuerdos, con la piel de gallina de una chica que decidió ponerle fin a su carrera con 30 años recién cumplidos.

“Lo tenía decidido desde que empecé este Metropolitano, mi idea era jugar un año en mi Club (GELP), pero no llegué a ponerme bien físicamente para la Liga y comencé la temporada sabiendo que era la última. La idea era retirarme de la mejor manera posible, no quería dejar de jugar por una lesión sino decidirlo yo. Mi objetivo se cumplió, me rehabilité bien y jugué como pude el Metro. Pase por dolores, inestabilidad y mis ganas ya no eran las de antes. Jugué este año para retener en mi memoria lo último de mi carrera deportiva en el club de mi vida. Y puedo decir que empecé y terminé en el mismo lugar”, asegura emocionada la ex jugadora de la Selección Argentina.

Los últimos tiempos, es cierto, no fueron los mejores: “Estar dos años parada sin saber si volvería a caminar bien me hizo replantearme varias cosas, entre ellas que mis objetivos deportivos ya los había cumplido. Tuve la suerte de haber vivido casi todo lo que un deportista pretende, así que sentí que ya no sería lo mismo volver a jugar. Pero sí tenía claro como objetivo final que quería retirarme en Gimnasia. Y lo cumplí”.

Decir Gimnasia, decir “Las Lobas”, es enmarcar toda una época del voleibol femenino de la Argentina. Años dorados, los del inicio del nuevo siglo, que tuvieron a las dueñas del bosque también como dueñas de la rama femenina en el país. Con históricas, con jóvenes que fueron absorbiendo una sabiduría que fue pasando de una generación a otra y que, como consecuencia de quién sabe cuál crisis, tuvo un final.

Uno de los grandes planteles de GELP

Imposible olvidar a “Las Lobas” de GELP, Campeón Argentino de la Liga de Clubes de Voleibol 1999, 2000, 2001 y 2003, Campeón de la Liga Metropolitana de Voleibol 2000, 2001 y 2004, Subcampeón Argentino de la Liga de Clubes de Voleibol 2002 y 2005, 4º Liga Sudamericana de Voleibol 2000, Subcampeón de la Liga Metropolitana de Voleibol 2002 y Campeón Gran Prix Metropolitano Copa “Norma Rimoldi”, año 2005, además del último título en la Copa Internacional CAE Classic en Paraná.

Los nombres de Maia Constant, Marcela , Daniela Preiti, Carla Morel, Mariela Trioni, Verónica Azcona, Paula y Alicia Casamiquela, Viviana Dominkó, Paula Parisi y tantos otros hicieron grande esta historia que culminó, entre tantos reconocimientos, en una distinción al “Mérito Deportivo” del Concejo Deliberante de La Plata.

¿El futuro de Maia? “Lo que voy hacer es lo que venía haciendo pero ahora al 100 %. Le prestaré toda mi atención al comercio exterior. Creo que uno siempre se prepara para dar lo mejor de sí mismo en todo sentido, pero no se prepara para los fracasos ni para los retiros. Intento disfrutar y recordar lo bien que la pasé y me mantengo al lado de gente que juega”.

-¿Qué le agradecerías al vóley?

-Todo. No terminaría nunca. Pero lo más importante es la calidad de amigas. Mi vida se basó en este deporte, en crearme objetivos, en entender y ser entendida, en respetar, en escuchar, en hablar, en mantener la concentración después de cada pique de mi lado y en seguir intentándolo. Siempre jugué de la misma manera que soy en la vida y soy una agradecida de la vida.

-¿Cuando decidiste retirarte, qué recordaste de tus inicios y cómo viviste la etapa en GELP?

-Recuerdo que Paula Casamiquela me vio saltar y me llevó a jugar casi sin entrenar. Así empecé. Cuando llegaron las figuras yo ya estaba en GELP. Algunas me marcaron, otras no lograron sacarme nada, pero lo que más recuerdo era que todas estábamos del mismo lado cuando jugábamos, más allá de las diferencias fuera de la cancha.

-¿Qué significado tienen Las Lobas para el vóley femenino?

-Son una “marca registrada” que puso uno de los diarios locales de la ciudad desde la primera vez que salimos campeonas. Me siento identificada con el nombre y la gente del vóley sabe de quiénes se trata. Hoy ese significado no es el mismo que hace algunos años, hoy no se juega por objetivos sino por el rendimiento de uno mismo. Cuando nació ese nombre, íbamos todas para el mismo lado, todas sabíamos lo que queríamos, había peleas y discusiones de vestuario y así y todo nos poníamos de acuerdo para el sábado jugar y dejar en 0 al rival. Hoy eso no está en GELP y fue uno de los motivos que me hicieron sentir diferente al resto. Se perdieron los códigos, el estudio de jugadas, las ganas de ganar aunque vayas perdiendo 2 a 0. Si hoy se sigue hablando de "Las Lobas" es porque en algún momento fuimos superiores y ganamos campeonatos con hambre de gloria permanente. Hoy no se llega a un solo objetivo, y lamento que se conformen con un tercer puesto teniendo equipo para lograr un poco más.

Daniela Preiti, una referencia para Maia Constant

-¿Quiénes son las personas que más te marcaron en tu carrera?

- Daniela Preiti por ser el ejemplo a seguir. La conocí en el CeNARD entrenado con la Selección mayor y yo la miraba del otro lado de la cancha corriendo con la Selección menor. Fue tal el impacto de ser tan bajita y tan buena que la primera final de Liga nacional que fui a ver, fue GEBA-Boca y fui para verla jugar. Cuando llegué a GELP aprendí mucho, aunque nunca lo pude llevar a la práctica (risas). Pero aprendí a mirar el vóley, a entenderlo, a tener tácticas de juego y a entender que el vóley no es fuerza sino actitud mental, que todo se puede cuando uno se lo propone y que siempre hay que apuntar alto.

No quiero olvidarme de Sandra Kobetic, porque cuando no hacía punto en cada armado que me dejaba sola, sabía que moriría. Una armadora excelente. Ella me marcó y me obligó a jugar bajo presión, una buena presión. Fue uno de los pilares en mi carrera junto con Dani. De Sandra aprendí una de las cosas que sigo haciendo en la vida: Antes de terminar mal, prefiero invitar un café y tratar de entablar una puesta de intercambio de opiniones. Estoy agradecida de haber podido jugar con ellas y de sacarles lo mejor de cada una.

También Paula Parisi me marcó, por lo impresionante jugadora que fue. Una de las mejores centrales que vi. Tuve que entrenarme más para poder pasarla, sabía que si le hacía punto a ella se lo hacía a cualquiera.

Y Alicia Casamiquela porque fue en quien reposé hasta el día en que me retiré. Una de las más importantes personas porque, sin ella, no podría contar ni haber vivido la mejor parte de mi vida con este deporte.

-¿Cómo ves al vóley femenino en la actualidad?

-Las mejores no están y eso hace que el nivel decaiga. Las que pintan para ser superiores están a un año de irse. Esto es porque el vóley femenino no es comercializado, porque no vende y porque no hay dinero suficiente para retener a las que se quieren ir. Lo que me llama la atención es la falta de compromiso, que se piense en uno y no en el compañero. Creo que hay conformismo con el rendimiento individual y no el grupal, esta es la parte que no me gusta, que hoy pasa en el vóley femenino, sobre todo en las más chicas. Que se hace foco en las cosas que importan poco en vez de hacerse en el rendimiento deportivo y personal de cada partido.

Martín De Rose
martinderose@somosvoley.com

Recibí en tu mail las noticias actualizadas de Somos Vóley con nuestro nuevo servicio "NEWSLETTER SV", te informamos y entretenemos.
Suscribite aquí

Relacionadas

:: El momento histórico del vóley chileno, por Jorge Pino Madrid
:: Gallay-Klug, después de la clasificación a Río: ''Vamos a jugarle de igual a igual a todos''
:: Javier Weber: ''Vamos en busca de armar un gran equipo''
:: Martín Portillo: ‘Vamos por buen camino. No son casualidad las tres finales al hilo'
:: Agustín Rodríguez: ''Cuando entré a la cancha, sentí que nunca había dejado de jugar''
:: El día después de la A2 de Estudiantes: 'Tenemos un presente bueno y de a poco se ven los frutos'
:: Antonela Curatola: ''Con Vélez siempre quiero todo''
:: Orduna: “En Río queremos que los demás equipos se preocupen por nosotros”
:: William Arjona: ''Si algún día vuelvo a Bolívar, lo haré muy feliz''
:: Sabrina Seguí, en San Lorenzo: ''Estoy ilusionada con lo que viene''

:: Ver todas ::





HACK
HACK