Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/noticias/Connections/cnx_vac.php on line 9

Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/Connections/cnx1.php on line 9

Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/Connections/cnx_vac.php on line 15
SomosVóley - Claudio Cuello, un trotamundos de paso en Argentina
Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/liga0708/Connections/cnx1.php on line 15




Deprecated: Function split() is deprecated in /home/somosvoley/public_html/noticias/clase_notas.php on line 5
22-01-2011 ENTREVISTAS SOMOS VÓLEY

Claudio Cuello, un trotamundos de paso en Argentina

Cuello, en su reciente experiencia en el Perugia de la A1 italiana femenina

No resulta habitual ver a Claudio Cuello, entrenador argentino de esos que recorren el mundo, en un verano en nuestro país. Distintas circunstancias profesionales lo acercaron en este 2011 a la Argentina, luego de su paso como técnico del Perugia en la A1 femenina italiana. “Es raro y un placer estar en la Argentina en este momento. Hacía muchos años que no podía concretarlo. Y además estar cerca de mis hijos y con tiempo es un placer inigualable”, cuenta el entrenador, que se encontró con Somos Vóley para repasar sus años en el exterior en el que fue campeón de la Liga de Rumania, de Austria, campeón europeo con un equipo griego y técnico de la Selección de Austria.

En los últimos años, justamente, Claudio Cuello siguió el derrotero de su profesión y paseó, como tantos entrenadores argentinos, sus conocimientos por el mundo. En este lapso podrán sumarse títulos y honores para él: Campeón de la Copa Top Team de Europa con el Olympiacos de Grecia, junto a Marcos Milinkovic, en el 2004. En el 2005 campeón en Rumania con Petrom Ploiesti, junto a Horacio Dileo (asistente), Diego Bonini y Juan Pablo Porello en cancha. Desde el 2006 su carrera siguió en Austria, donde fue dos veces campeón de Liga y una de Copa con el Aon hotVolleys de Viena, junto a Sebastián Firpo, lo que le valió el título de entrenador de la Selección y donde inició el proyecto “Europeo 2011”, ahora en marcha en ese país que será sede del torneo de selecciones del viejo continente.

“Fueron años muy intensos y de mucho aprendizaje, que me dejaron amigos, enseñanzas y que también me hicieron extrañar la Argentina”, cuenta el ex técnico de la Selección Femenina Argentina desde 1997 hasta el Mundial 2002 y que fuera designado en el 2003 como entrenador de la Selección Masculina, hasta que la crisis política de la vieja FAV (Federación Argentina de Voleibol), se llevara buena parte del voleibol a cuestas.

En el 2010 fue contratado para salvar a Perugia, de la A1 Femenina de Italia, una sociedad con tanta historia como problemas en el presente y hacia allá fue Claudio Cuello. “Logramos poner al equipo en zona de playoff, pero chocamos con Bergamo que nos jugó muy bien. En realidad no tenía en mente volver a dirigir en el femenino, pero la propuesta de la que fuera una de las mejores sociedades del mundo me sedujo. Además, ante el panorama institucional que tenía el equipo, comencé a pensar la posibilidad de seguir una carrera como manager o algo similar”, reconoce Cuello, quien en ese lapso intentó trabajar para que la sociedad tuviera nuevos inversores.

Postal de cuando fue presentado en Perugia

La nueva temporada con Perugia, luego de un puñado de partidos (2 triunfos y 3 derrotas), terminó en diciembre. “Yo sabía que los nuevos titulares de la sociedad habían cerrado un entrenador que debía llegar en diciembre. Ante la carencia de recursos, Perugia tenía virtuales nuevos dueños que tomaban nuevas decisiones. Entonces llegamos a un acuerdo y me liberaron para volverme a la Argentina bajo la restricción de no dirigir dentro de Europa hasta el final de la temporada. Y me cumplieron el contrato, así que estoy agradecido por ese tema”.

Hoy Cuello estudia posibilidades de equipos masculinos, selecciones y nuevos horizontes, mientras disfruta de Gonzalo (6 años) y de Lorenzo (2), sus dos hijos que están exprimiendo al máximo a su padre, ahora cercano físicamente, entre Buenos Aires y la ciudad de Rojas. En Rojas, justamente, junto a Gonzalo terminará de reconstruir un Fiat 600 (Sí, el “Fitito”) para plasmar una de sus pasiones, los autos antiguos.

“Luego de lo que pasó en el voleibol argentino, del final forzado de una institución (La FAV), el voleibol se reconstruyó y me pone muy contento. Argentina tiene una buena Liga, aunque creo que la Selección pagó el precio del tiempo que se perdió. Quizás debió existir un puente generacional entre dos camadas de Selección, con Marcos Milinkovic como exponente, con su enorme carisma, para dejar el legado a los más jóvenes”, asegura Cuello. “Yo estuve a punto de iniciar en el 2003 con la Selección Mayor, entrené mucho tiempo aun sabiendo que podrían prohibirnos jugar. Mi idea era vincular una generación que sabía con una que debía aprender”, recuerda. “Creo que quedaron dos años (2003 y 2004) donde de la historia se borraron muchas cosas. Hoy podemos decir que la Liga crece, que vienen nombres de peso a la Argentina, que hay algunas buenas rivalidades y que tenemos una Selección con proyección”.

Para Cuello, “el voleibol argentino sigue gozando de respeto porque tenemos formación en nuestro país. Ser argentino te pone en un lugar en el mundo, luego depende de vos. De tanto en tanto sufrimos como argentinos los picos de sentirnos los mejores o lo peores, siempre atados al resultado, y quizás no estamos tan acostumbrados a sumar ideas, a contrastarlas y confrontarlas. A veces no gozamos el viaje esperando la llegada. El resultado no es más que la consecuencia de nuestros actos”.

El entrenador, que estuvo a punto de dirigir a Gigantes del Sur días antes de la contratación de Alejandro Grossi (su ex asistente en la Selección Femenina, recomendado por él para Gigantes), reconoce que la fisonomía de la Liga cambió, que ya no hay equipos porteños que viajan para ser locales en otra ciudad, “ahora hay franquicias genuinas y arraigadas, algunas. Si el vóley logra estabilidad, si las franquicias crean huellas y los jugadores logran el arraigo, el camino del crecimiento continuará para el voleibol argentino”.

Martín De Rose
Somos Vóley

Recibí en tu mail las noticias actualizadas de Somos Vóley con nuestro nuevo servicio "NEWSLETTER SV", te informamos y entretenemos.
Suscribite aquí

Relacionadas

:: El momento histórico del vóley chileno, por Jorge Pino Madrid
:: Gallay-Klug, después de la clasificación a Río: ''Vamos a jugarle de igual a igual a todos''
:: Javier Weber: ''Vamos en busca de armar un gran equipo''
:: Martín Portillo: ‘Vamos por buen camino. No son casualidad las tres finales al hilo'
:: Agustín Rodríguez: ''Cuando entré a la cancha, sentí que nunca había dejado de jugar''
:: El día después de la A2 de Estudiantes: 'Tenemos un presente bueno y de a poco se ven los frutos'
:: Antonela Curatola: ''Con Vélez siempre quiero todo''
:: Orduna: “En Río queremos que los demás equipos se preocupen por nosotros”
:: William Arjona: ''Si algún día vuelvo a Bolívar, lo haré muy feliz''
:: Sabrina Seguí, en San Lorenzo: ''Estoy ilusionada con lo que viene''

:: Ver todas ::





HACK
HACK