Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/noticias/Connections/cnx_vac.php on line 9

Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/Connections/cnx1.php on line 9

Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/Connections/cnx_vac.php on line 15
SomosVóley - Iván Castellani, un tipo que probó de todo y terminó en la Selección
Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/somosvoley/public_html/liga0708/Connections/cnx1.php on line 15
Hoy es el cumpleaños de:  Francisco Sartori  /  Ross Ernest Ballard  /  Germán Lind  / 




Deprecated: Function split() is deprecated in /home/somosvoley/public_html/noticias/clase_notas.php on line 5
02-09-2011 ENTREVISTAS SV

Iván Castellani, un tipo que probó de todo y terminó en la Selección

Iván vestido de payaso en los hombros de Daniel

El hijo de Daniel, histórico de la generación del ‘82, ya escribió su propia historia con los seleccionados de base. Criado entre Acassuso, La Lucila y ahora en Martínez, ganó la medalla de plata en el Mundial Juvenil de Brasil y será entrenado de forma exclusiva por Javier Weber.

–¿Cuáles son tus primeros recuerdos en relación al vóley?
En casa estaba lleno de pelotas de vóley. Antes de que me enseñen, la pateaba. Y recuerdo el Panamericano ‘95 en Mar del Plata (Iván tenía 4 años), un poco por el vóley otro poco por la arena.

–¿Siempre quisiste jugar al vóley?
Para nada. Me enganché recién cuando mi viejo agarró Bolívar (2005). Antes había probado con rugby, fútbol, tenis, natación…

–¿Practicaste alguno de esos deportes como algo serio?
En ese momento no lo pensaba. Jugué al rugby en Olivos y de más grande fui al SIC.

–¿Y qué pasó?
Un día llegué listo para entrenar, con toda la ilusión de un chico de 13 años, y el profesor, estando mi viejo, dijo: "A este no le da el físico para jugar, mejor que se vaya a jugar al vóley". Algo de razón tuvo.

–En eso de que no te gustara el vóley, ¿tuvo relación ser el hijo de Daniel? ¿Lo sufriste?
Puede ser, yo era chico y no quería saber nada porque todos preguntaban por él, viajaba mucho...

–Y ya superado, ¿notás similitudes con su juego?
Él era líder y yo me siento así. En lo físico somos parecidos, pero como no guardó partidos suyos, no lo pude ver mucho. Creo que tenemos características diferentes.

–¿No viste ningún video?
Hace poco me consiguieron de cuando jugó en Italia y me parecía ver a otra persona. Me di cuenta de que fue groso de verdad.

Iván, de chiquito, ya llevaba el vóley encima

–¿Acaso no lo sabías?
No lo sé, es mi papá. Y una cosa es escucharlo y otra verlo.

–¿Y él te dice cómo jugar?
Sabe tanto que me encanta preguntarle. Gran parte de este éxito que estoy viviendo es por su mano. Muchos de mis saltos de calidad son por cosas que me dijo él: me ayudó a superar situaciones del juego y de la cabeza.

–¿Cómo fue crecer sin él?
Si bien faltaba mucho porque jugaba afuera o con la Selección, después se pasaba 6 meses acá, así que hacíamos muchas cosas juntos. Me acuerdo que hicimos una casita de madera, de tamaño real, y nos metíamos con mi hermana y amigos a tomar el té (risas).

–¿Te molesta que te sigan preguntando por él?
No, porque entiendo que la gente quiera saber qué se siente estar en mi lugar. Lo bueno es que muchas cosas de las que vivo ahora ya las viví. Siento que estoy en un proceso natural de la vida.

–¿Pasó el trago del Mundial? ¿Sos conciente de lo que lograron?
Sí, ya está. Perdimos con un rival terrible que uno a uno son mejores que nosotros. Hicimos algo buenísimo y fue la primera final para Argentina. Sólo espero que tengamos revancha en un futuro.

–¿Cómo tomás este nuevo proceso con la Selección Mayor?
Es un sueño del que todavía estoy cayendo. Lo esperé desde el primer día, no quiero pasar un segundo fuera de la Selección.

–¿Qué valor tiene que Weber te baje de la Liga para entrenarte personalmente?
Me da muchísima confianza y ganas de seguir trabajando. Confío ciegamente en él, como supongo él tiene esa fe en mí. Va a ser un trabajo físico de 4 meses para cambiar mi peso y estructura física.

–¿Te imaginás en unos años?
Trabajo para estar en la Mayor, es lo que quiero, no me veo haciendo otra cosa.

Daniel junto a Iván y Ariana en las playas de Mar del Plata

–¿Tenés expectativas para los Panamericanos y el Sudamericano?
Hasta que salga la lista sólo pienso en tener mi oportunidad. No me permito soñar más allá.

–¿Qué relación tenés con Facundo Conte y Nicolás Uriarte?
Nos veíamos por acompañar nuestros viejos. Ellos jugaban y nosotros estábamos con el ludo o a las cartas en un costado. Desde mi primera citación (2005) soñé que podíamos compartir la Selección; no pensé que sería tan rápido. –¿Cómo se le explica a la gente que un día un grupo de pibes hizo historia en la Selección y ahora sus hijos están haciendo lo mismo?
¿Es difícil, no? Esa generación tuvo un técnico coreano muy exigente, con una idea de trabajo muy fuerte. Estaba convencido de que había que laburar duro. Hizo limpieza de jugadores y se quedó con los que soportaban la presión en el alto rendimiento. No se equivocó, porque dio sus frutos. Los hijos aprendimos esa idea de trabajo y pasión por el deporte, por este país. Es fuertísimo representar al país. Quizá no es mucha gente la que sigue el vóley, pero acá representamos a toda una nación, al que le gusta el deporte y al que no. Suena el himno y se nos pone la piel de gallina. Es un lugar del que no te querés ir nunca. Estás como en un pedestal. Es lo máximo del deporte.

La Mirada - Daniel Castellani (Papá)
Siempre fue un terremoto, un showman

Siempre le gustó mucho el deporte. Jugábamos a los penales cuando era chiquito y nunca quería perder. De hecho, jugó al fútbol un tiempo, lo llevábamos a una escuelita en Martínez. Después, sus amigos del colegio jugaban al rugby, así que empezó a ir al club Olivos. Lo llevamos a probarse al SIC, y debido a la vision del entrenador, que le dijo que no, empezó con el vóley. ¡Gracias a él!

Siempre respetamos sus gustos y sus tiempos. Por eso, cuando empezó, traté de que él sienta que yo era más un padre que un entrenador. Hoy en día, ya más grande, hablamos de todo.

Por comenzar tarde a jugar al vóley debió recuperar algunos años. Como característica principal, siempre fue muy decidido, siempre eligió, y lo que eligió lo llevó a cabo con mucha perseverancia.

Como hijo, siempre fue un terremoto, un showman. Le encanta hacer reir a la gente, desde que era chiquito. Cuando fuimos a Disney animaba las colas que había que hacer para subir a cada juego. Me lo ponía en el hombro y se la pasaba sacando la lengua, jugando con la gente.

Ahora de más grande cambió su show pero no su esencia, sigue con la misma frescura.

Mamá Silvina, papá Daniel y hermana Ariana junto a Iván

La Mirada - Silvina Pozzo (Mamá)
Humor, esfuerzo y temperamento

Iván es una suma de humor, curiosidad, temperamento y mucho esfuerzo. Desde chiquito fue siempre muy cariñoso, observador, pícaro y buscador.

Le gustaba actuar, hacer monigotadas, practicar trucos de magia y también jugar por el placer mismo de jugar.

Es muy divertido e ingenioso. ¡En casa nos hace stand-up a diario!

Se toma sus tiempos para saber qué quiere y cómo lo quiere, le gusta entender las cosas, la justicia y el disfrute.

La Mirada - Ariana Castellani (Hermana)
Es un muy buen imitador de Capusotto

Cualquier persona que conoce a Iván te puede decir que es un personaje. Tiene un sentido del humor único y una cabeza rapidísima, tiene un chiste para todo. Le encanta inventar palabras, deformarlas, hablar imitando tonadas, etc. Siempre le decimos que podría ser comediante o actor. Cuando era chico se la pasaba leyendo libros de chistes, haciendo show para toda la familia, se disfrazaba, y hasta estudió magia durante un tiempo. Hoy en día es un fan y muy buen imitador de Capusotto, por ejemplo. Igual, tiene su lado serio: le gusta leer, le gusta informarse y le gustaría estudiar alguna carrera y otros idiomas.

Le encanta el buen gusto, la pilcha, la moda, le gusta mucho vestirse bien.

Cuando éramos chicos nos matábamos, hasta que nos empezamos a llevar muy bien, y hoy en día tenemos una relación muy linda: podemos salir a bailar juntos, compartimos amigos, hablamos mucho, etc.

Es cariñoso a su manera, familiero, amiguero, un poco chinchudo por las mañanas, no se lo puede molestar, come comida chatarra a morir, pero lo mas importante es que tiene un gran corazón y, por sobre todas las cosas, es un "Big Brother".

Deportivo Norte
Diario Clarín (Martes 30/08)

Recibí en tu mail las noticias actualizadas de Somos Vóley con nuestro nuevo servicio "NEWSLETTER SV", te informamos y entretenemos.
Suscribite aquí

Relacionadas

:: El momento histórico del vóley chileno, por Jorge Pino Madrid
:: Gallay-Klug, después de la clasificación a Río: ''Vamos a jugarle de igual a igual a todos''
:: Javier Weber: ''Vamos en busca de armar un gran equipo''
:: Martín Portillo: ‘Vamos por buen camino. No son casualidad las tres finales al hilo'
:: Agustín Rodríguez: ''Cuando entré a la cancha, sentí que nunca había dejado de jugar''
:: El día después de la A2 de Estudiantes: 'Tenemos un presente bueno y de a poco se ven los frutos'
:: Antonela Curatola: ''Con Vélez siempre quiero todo''
:: Orduna: “En Río queremos que los demás equipos se preocupen por nosotros”
:: William Arjona: ''Si algún día vuelvo a Bolívar, lo haré muy feliz''
:: Sabrina Seguí, en San Lorenzo: ''Estoy ilusionada con lo que viene''

:: Ver todas ::





HACK
HACK