San Lorenzo y una consagración inolvidable con sabor a revancha

by Rocío García
571 views

Se dio el gusto San Lorenzo. Luego de años de trabajar detrás del mismo sueño y con sed de revancha después de las dos finales esquivas que quedaron en manos de Boca, el Ciclón escribió su nombre en la lista de campeones de la Liga Argentina Femenina. Lo hizo conservando su invicto hasta la final, donde se topó con un Gimnasia y Esgrima de La Plata que se plantó, le hizo conocer la derrota por primera vez en el torneo y estuvo cerca de volver a ahogarle la ilusión. Sin embargo, esta vez a Las Matadoras se les dio. Y esa sensación de desquite, se transformó en satisfacción.

«Estamos muy felices por este título, es el que nos faltaba y hace mucho lo estábamos esperando», asegura Cheli Allende, la histórica capitana del Ciclón, con la alegría de haber cumplido el objetivo que se plantearon desde el primer día.

La armadora defiende la camiseta azulgrana desde hace nueve años y fue parte de todo el proceso de crecimiento que vivió el equipo, que supo sacarle el jugo a las buenas y aprendió de las frustraciones para poder alcanzar la consagración. «Creo que uno siempre tiene revancha y este año se nos dio porque si bien siempre trabajamos muchísimo para esto, nunca perdimos el foco de lo que estábamos buscando. Tuvimos un gran grupo humano y deportivo, y eso también hizo la diferencia. Estuvimos todos muy unidos, buscando un objetivo en común», analiza en una charla con Somos Vóley.

«Cartón lleno» cantó Mimí Sosa, que tachó con verde todos los deseos que la invadieron cuando decidió regresar a las canchas después de tomarse un año sabático: volvió a jugar en Argentina, y encima, levantó una nueva copa de la Liga Femenina.

«Me fui hace 10 años siendo campeona con Boca, volví y fui campeona con San Lorenzo. ¡Imaginate mi felicidad!», se regocija la central, quien afirmó que «volver a jugar en Argentina me lleno de energías positivas». Sin emabrgo, Mimí admite que le quedó un casillero pendiente: «Jugar sin público no es lo mismo, se extraña mucho y yo en particular quería conocer a la hinchada de San Lorenzo que vi en finales pasadas por la tele».

Fue una Liga especial la que se disputó en este 2021, en medio de un complejo contexto marcado por la pandemia de coronavirus (COVID-19). «Fue difícil para todos. Intentamos cuidarnos al máximo para no perdernos entrenamientos y para poder jugar. Nos testeaban muy seguido para mantenernos seguras», cuenta Sosa. Y Allende agrega: «Hubo equipos que se tuvieron que bajar por el COVID-19 y fue muy triste. En San Lorenzo tenemos el centro de testeo y por suerte podíamos hisoparnos constantemente. Se dijeron muchas cosas inciertas, que poco hablan de empatía, pero nosotros seguimos unidos y cuidándonos como equipo hasta el último partido».

Se dio el gusto San Lorenzo. Y en un año especial, alcanzó una consagración que nunca se va a olvidar.

Rocío García

Comentarios

comentarios

Relacionadas


Desarrollo Web Efemosse Sistemas