Germán Johansen: “Nada superaba la motivación de querer ser campeones por primera vez”

by Eugenia Candal
2,K views

banner-sonder-468x60

La Selección Sub 23 ya está de regreso luego de consagrarse campeona de la Copa Panamericana de la categoría y en México. Antes de sumarse a UNTREF para la Liga, Germán Johansen hizo un repaso de lo que fue este torneo en el que, además, fue elegido el jugador más valioso.

Esta camada venía de resultados resonantes desde hace rato y estuvo cerca de la gloria muchas veces, pero no se les venía dando. Finalmente la Copa Panamericana Sub 23 fue el momento de sacarse esa espina y al respecto, Johansen dijo: “Salir campeones fue un reconocimiento al trabajo que llevamos haciendo desde el 2011”.

Una vez que le ganaron la semifinal a Colombia y Cuba hizo lo propio con Chile, Argentina selló la clasificación al Mundial, el objetivo para esta Copa. No obstante, todavía restaba la final y sobre la charla previa a ese último partido, el opuesto de Club de Amigos dijo: “Habíamos cumplido la meta de clasificar al Mundial Sub 23 en Egipto, pero nada superaba la motivación de querer ser campeones por primera vez. No hay palabras para describir la sensación previa a esa final”.

Argentina le ganó 3-1 a Cuba y festejó en Guanajuato un título que se le venía postergando. A la hora de explicar lo más destacado del equipo, Johansen opinó: “El dejar el 110% en cada partido y respetar la consigna de no reprocharnos el error propio y ajeno, y pensar siempre en el siguiente punto”.

Germán Johansen fue el opuesto titular en el Sudamericano Sub 23 y en esta Copa Panamericana. “Este fue un torneo muy importante para mí, pude aprovechar la oportunidad de forma parte del equipo titular y aportar lo mejor de mí partido tras partido. Eso me hizo dar un salto de calidad como jugador”.

Pero además, Johansen tuvo un festejo doble en esta competencia. Es que además de salir campeón con la Selección, fue elegido el jugador más valioso. Y para finalizar, él mismo se encarga de relatar ese momento inolvidable: “Fue una sorpresa total. Cuando estaban formando las tres delegaciones para la premiación, nos llamaron a los jugadores que íbamos a tener alguna distinción individual, pero no nos dijeron para cuál era. A mí me llamaron primero y me separé del equipo. Entre los que llamaron también estaba el opuesto de Cuba y a nosotros dos nos dejaron para el final en el momento que faltaba entregar al mejor opuesto y el jugador más valioso. Cuando nombraron al cubano como mejor opuesto, el staff argentino empezó a festejar detrás de mí y el equipo desde el podio. Fue de las mejores sensaciones de mi vida”.

María Eugenia Candal
[email protected]

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Relacionadas


Desarrollo Web Efemosse Sistemas