Torneo Maxivóley Ciudad de Chivilcoy: La peregrinación de los fieles

by Solange Didiego
3,5K views

Jugar, para seguir jugando. Porque el vóley así lo pide. Va ganando el cuerpo, provoca locura, y ahí estás, buscando excusas para seguir. Juegues bien o juegues mal. O muy mal. Ganes o pierdas. Sea cerca, o sea lejos. Las pasiones son así, básicas, profundas, inexplicables, encantadoras. Y el vóley es todo eso.

Una excusa semejante te lleva hasta Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, el tercer fin de semana de septiembre, donde un grupo de jugadoras y jugadores encontró la mejor manera para seguir haciendo eso… jugar. Armaron un torneo, en el que 14 equipos, 7 en cada rama, pusieron en cancha sus diferentes características.

Chivilcoy es la ciudad de los Massimino, 160 kilómetros hacia el oeste de la Capital Federal. Del “Pachi” Franco, líbero de Lomas, del “Lucho” Luciano, también líbero de Gigantes del Sur y de la Selección Universitaria, y de papá Guillermo, árbitro nacional y entrenador de Independiente de la ciudad, uno de los equipos organizadores.

El 2017 fue el primer año del proyecto, que logró dos ediciones, una en mayo y otra ahora, en septiembre, que contó con 14 equipos.

“La idea sería el próximo año incrementar el número de equipos y que sean mínimo 12 por rama, y hacer un torneo de Maxi pero también uno de categoría libre”, cuenta María Cecilia Soldevia, integrante de Independiente de Chivilcoy. “Con lo recaudado lo que hacemos es reinvertirlo en materiales, mejoramiento de las canchas, cubrir los sueldos de los entrenadores si no se llega a completar y el resto lo utilizamos para poder inscribirnos y viajar a distintos torneos, como el de Olavarría en octubre, el Master de Mar del Plata, el de Gesell, o algún otro que nos ayude a seguir creciendo, aprendiendo no sólo a nivel personal sino también como equipo”.

A pulmón. Con sonrisas. Pegar por 4 y vender un vaso de gaseosa. Bloquear, y esperar que se cocine la hamburguesa. Recibir en 2/3 y terminar ese monumento a la bondiola completa, inolvidable sánguche que se come al generoso sol chivilcoyano de septiembre.

“Tenemos algunos sponsors que aportan algo de dinero para los equipos (camisetas, buzos) y el resto son pagados en parte por ese dinero que recaudamos de los torneos y por nosotros. Este proyecto surgió de esa inquietud de querer seguir creciendo. Por eso decidimos entre los dos equipos, Chivilcoy Vóley y nosotras (C.A.I.) juntarnos y organizarlo. No hay un solo responsable sino dos equipos, que nos dividimos las tareas y fuimos uno. Obviamente con mucho para mejorar y cambiar para el próximo torneo”, enfatiza María Cecilia.

A punto de ser papá, pocos días antes de haberlo sido, por ahí andaba Franco Massimino, en su refugio, con su gente, mirando partidos de vóley. “Una alegría muy grande que vengan a jugar a Chivilcoy”, repite “Pachi”.

Y María Cecilia no duda: “Quienes sostenemos, construimos y damos forma a este proyecto deportivo llamado Torneo Maxivóley Ciudad de Chivilcoy entendemos al deporte como una poderosa herramienta de transformación social. Ese es en última instancia su objetivo, trasformar la realidad donde se inscribe”, cuenta.

“Este torneo se crea como una necesidad de competencia de los equipos de la ciudad. Las chicas del club Independiente del Maxivóley Chivilcoy hicieron un torneo anual, y este año surgió la idea del abierto. En mayo hicieron el primero y este es el segundo. Los chicos que organizan con Chivilcoy Vóley son los amigos de Pachi y Lucho que entrenan en el Club Villarino, no representan a ese club, sino a Chivilcoy Vóley», cuenta Massimino padre.

Un grupo de personas intentó una doble vía: “Hacer deporte y, a través del deporte, hacer más atractiva a una ciudad como Chivilcoy”. El torneo camina en ese sentido y ha logrado reunir a 9 ciudades de la zona. “Pero también se suman Torneos Abiertos Regionales y partidos a beneficio”, cuenta María Cecilia. “En el 2018 volveremos a organizar la 3° edición del torneo, esperando mejorar lo realizado este año, ya sea en la organización, cantidad de equipos y atención”.

Cuando el loco, atrapado por su locura, vuelve un domingo a la tarde en rutas atestadas de autos, maldice la decisión que lo llevó esos kilómetros, los que fueran. Pero de inmediato todo se transforma en bendición y ganas de volver. “¿Para qué?”, te preguntás envuelto en dolores, a paso de hombre, habiendo salido último… “Para jugar”; para compartir con amigos, claro, con amigas, para unos mates intentando justificar las torpezas dentro de la cancha o para admirar a esos equipos que sí juegan al vóley y que prestigian este tipo de competencias, como si fuesen el Barcelona, el Manchester o la Juve en la Champions League que, esta vez, aterrizó en Chivilcoy, pero que recorre el país con su feligresía enloquecida para que la pelota no pique.

Martín De Rose
Jugador… No, mejor Enviado Especial

PRIMERA EDICIÓN
27 y 28 de mayo 2017 + 16 equipos.
Rama Masculina
1° Las Lalas
2° Las Orugas
3° Club Atlético Independiente
Rama Femenina
1°ABV
2° Universal La Plata
3° Matrimillas

SEGUNDA EDICIÓN
15 y 16 de septiembre + 14 equipos
Rama Masculina
Copa de Oro:
1° Las Lalas
2° La Plata
3° Club Atlético Independiente
Copa de Plata:
Bragado
Rama Femenina
Copa de Oro:
1° ABV
2° La Celeste
3° Chivilcoy Vóley
Copa de Plata:
Pero Vóley

Comentarios

comentarios

Relacionadas


Desarrollo Web Efemosse Sistemas